Los puntos de recarga, un incentivo para el turismo sostenible

Los puntos de recarga, un incentivo para el turismo sostenible

Disponer de puntos de recarga para vehículos eléctricos en los municipios, establecimientos de ocio y de servicios es un atractivo turístico de gran potencial

La movilidad eléctrica es una realidad creciente en Europa. Y cada vez más, en nuestro país. Los coches eléctricos están en auge y sus usuarios son, generalmente, auténticos apasionados. Para estos, poder usar su vehículo para irse de vacaciones es un factor  determinante. Este mismo usuario aprovecha sus vacaciones para disfrutar de la calidad que ofrece su conducción así como de la eficiencia y el bajo coste que tiene viajar en este medio de transporte. La clave se encuentra en la elección de la ruta y el destino.

Conscientes de ello, muchos municipios están apostando por la instalación de estaciones de carga para vehículos eléctricos no solo para dar servicio a los usuarios del mismo país, sino también como incentivo para el turista extranjero. La provincia de Girona, por ejemplo, está haciendo un esfuerzo considerable por aumentar su infraestructura. Girona es la entrada natural del turismo europeo que se desplaza en coche a la península y el uso de vehículos eléctricos en países como Francia y Alemania aumenta año tras año. Además la zona tiene la virtud de disponer de un paisaje natural privilegiado donde mar y montaña se encuentran a muy pocos kilómetros de distancia y donde el paso hacia la Cataluña central y el resto de la península ibérica es prácticamente obligado.

El cambio reciente que está experimentando la movilidad en Europa y las restricciones al acceso de vehículos contaminantes en grandes ciudades se está dejando notar en la periferia y en sectores que ven la movilidad eléctrica como una oportunidad para atraer nuevos visitantes. Algunos de los destinos turísticos más importantes del país, ya están haciendo pasos importantes en esta dirección. Baleares por ejemplo, prohibirá la venta de coches diésel en 2025 y de gasolina en 2035 con la intención de que el parque automovilístico en 2050 sea completamente eléctrico. Trabajar en esta dirección a llevado al gobierno balear a incentivar a las empresas privadas a instalar puntos de recarga a través del lanzamiento de ayudas económicas dirigidas a empresas de alquiler de vehículos, establecimientos turísticos, talleres de reparación de vehículos y otro tipo de industria del sector servicios

 

Por su parte, el cabildo de Gran Canaria ha empezado las obras de instalación de una gran red de puntos en 17 municipios de la isla y a una distancia que no supere los 42 kilómetros. El objetivo es dar soporte a las necesidades actuales de movilidad eléctrica en la isla, así como facilitar la movilidad y estar preparados para el incremento de la demanda en los próximos años. Para ello, cuenta con el soporte de Etecnic quién junto a Arlangton ha sido la empresa adjudicataria para desarrollar esta primera fase.

En este sentido, no solamente la administración pública apuesta por la movilidad eléctrica sino que empresas privadas relacionadas con el sector servicios o con el turismo también lo está haciendo. Hablamos de estaciones de servicio como Petrem, Esser (ambas en la Costa Brava) o el área de servicio  de la cooperativa de Cambrils (junto a la A7) quienes de la mano de Etecnic, han instalado distintos puntos de recarga para dar servicio en ruta a los usuarios de coche eléctrico. Sin duda un valor añadido para el turismo y una paso importante hacia la movilidad sostenible.

punto-recarga-camping-aquarius

punto de recarga en el cámping aquarius (Costa Brava)

El sector hotelero también está haciendo avances en esta dirección. Conscientes de la importancia que los clientes centro-europeos dan a la posibilidad de disponer de un punto de recarga en su alojamiento vacacional. Establecimientos cómo Aparthotel Odissea ParkCamping Aquarius o Camping Les Medes ya dan este servicio a sus clientes. El mayor ejemplo de ello es Port Aventura Resort, uno de los resorts más grandes de Europa y un lugar de ocio de obligada visita para los turistas de la zona. Ya en 2015 Port Aventura instaló 2 puntos de recarga para vehículos eléctricos e hizo un importante trabajo de descarbonización de flota con la ayuda de Etecnic. La iniciativa nació de la política de RSC del complejo con la voluntad de contribuir a u