¿Es posible viajar en coche eléctrico?

¿Es posible viajar en coche eléctrico?

La pregunta que muchas personas no usuarias habituales de vehículo eléctrico se hacen hoy en día: ¿Es posible viajar en coche eléctrico? La respuesta es sí. Pero con matices.

Nos encontramos en pleno período vacacional. Momento en el que muchas personas aprovechan para desconectar de su rutina diaria y escaparse a otras regiones de nuestro país o del extranjero. Y viceversa.

Sin duda, la movilidad es intrínseca al turismo. Y aunque es cierto que los viajes largos se realizan mayoritariamente en avión, no es menos cierto que la mayoría de los desplazamientos turísticos de corto o medio alcance en España y Europa se realizan en coche. La libertad de movimientos que ofrece un coche es un valor añadido a la hora de planificar las vacaciones. Otro de los motivos principales por los que el turista elige el coche como medio de transporte para viajar es por ser la opción más económica.  

¿Es posible hacer turismo en coche eléctrico?

Por supuesto que lo es. Pero hay factores a tener en cuenta. Los analizamos.

Coste. “Un viaje en coche eléctrico cuesta cinco veces menos que en uno de combustión” según  El País Motor. El ahorro de combustible es el factor determinante. Cabe decir que si viajar en un turismo de combustión suele ser la opción más económica, hacerlo en un coche eléctrico lo es todavía más. “Recorrer 100 km en coche eléctrico costaría una media de 1,20€ con recarga en tarifa nocturna, mientras que un coche de combustión es cinco o seis veces más caro”. Aunque es cierto que adquirir en propiedad un coche eléctrico hoy día no está todavía al alcance de todo el mundo, existen opciones para que su uso no se convierta en un impedimento, como el Rent a Car o el Carsharing. Algunas de las empresas más populares que ofrecen servicio tanto en España como el extranjero son Avancar o Car2go.

Autonomía. Suele ser una de las preguntas más frecuentes cuando se habla de la posibilidad de adquirir o usar un coche eléctrico. Si bien es cierto que es uno de los aspectos que más debe evolucionar, la autonomía actual de los coches eléctricos oscila entre los 250 y los 500 km dependiendo del modelo. Las opciones son múltiples como nos muestra este artículo sobre los 11 coches eléctricos con más autonomía de 2018. Aunque la importancia real radica en la disponibilidad de infraestructura de recarga en ruta y destino más que en la autonomía del propio vehículo.

Infraestructura. Disponer de infraestructura de recarga es clave. Aunque desigual dependiendo del país en el que nos movamos, hoy se puede viajar por toda Europa en coche eléctrico sin grandes dificultades. Con una buena planificación de ruta y consultando la disponibilidad de puntos de recarga a lo largo del recorrido a realizar, es factible. Si bien es cierto que algunos países están apostando más que otros por la movilidad eléctrica, disponer de infraestructura facilita enormemente la elección de ruta y de destino al usuario del vehículo eléctrico. Actualmente en Europa existe un red de aproximadamente 120.000 puntos de recarga. España se sitúa en quinto lugar en número de puntos por detrás de Holanda, Alemania, Francia y el Reino unido. Aunque con notable diferencia.

Consejos para viajar en coche eléctrico

Planifica tu ruta: Planificar la ruta que se va a llevar a cabo es la clave para viajar con total tranquilidad y seguridad. Para ello, nuestro consejo es consultar la disponibilidad, estado y ubicación de los puntos de recarga a través de plataformas como Electromaps (para España) o Chargemap (para todo el mundo), con aplicaciones disponibles para Smartphone. Etecnic ha contribuido y contribuye enormemente al crecimiento de la red de recarga en Cataluña y España. En etecnic.com/mapa pone también a disposición de los usuarios la posibilidad de consulta.

Conoce tu vehículo: Conocer las prestaciones de nuestro vehículo hará que diseñar el trayecto sea más sencilla. Tan importante es saber la autonomía de la batería, como la potencia de recarga y el tipo de conector que utiliza.

Conduce de forma inteligente: Uno de los factores clave está en conducir de forma inteligente, es decir de forma eficiente y maximizando el tiempo de conducción. Conocer la capacidad de la batería del vehículo así como su autonomía y planificar correctamente la siguiente parada para recargar es clave. Cargar un coche eléctrico puede llevar entre 20 minutos y 8 horas, así que hay que tener en cuenta el tipo de cargador que se va a usar en cada parada del trayecto.

Destino: Es importante informarse sobre las posibilidades de recargar el vehículo en el destino al que nos dirigimos. A parte de consultar las plataformas mencionadas anteriormente, en el caso de alojarnos en un hotel nuestra recomendación es navegar por Chargehotels e informarse de que establecimientos disponen de puntos de recarga para nuestro vehículo.

Disfrutar: La diferencia entre conducir un vehículo de combustión y uno eléctrico es tan grande que el usuario del eléctrico nunca volvería atrás. La suavidad y el silencio son dos aspectos destacables que hacen de la conducción una experiencia placentera más de nuestro viaje.

By | 2018-08-11T09:31:41+00:00 agosto 11th, 2018|Coches eléctricos|0 Comments

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.